sábado

Adolfo Madero

No hay sino una regla verdadera de progreso: supérate a ti mismo

No hay comentarios:

Publicar un comentario