miércoles

Ana Cecilia Blum

No te conviertas en esclavo de tu ser inferior. Tú puedes controlar tus pensamientos, no asumas que es inevitable el que ellos te controlen desde aquellas falsas ideas que provienen de voces inferiores. En ti habitan dos seres: uno inferior y uno superior. Deja que el ser superior govierne tu vida, aquel ser de pensamientos elevados, libre de mesquindades y dramillas cotidianos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario